La importancia de las habilidades blandas

Team Training 22 min lectura

08 Apr 2022 22 min lectura

Gerardo Mayor Media Team

08

Apr, 2022

No es fácil determinar la importancia de las habilidades blandas en el lugar de trabajo. Es cierto que puedes ser un experto en tu campo, con multitud de títulos universitarios y un doctorado en tu especialización. Pero sin el complemento de habilidades blandas tales como una buena comunicación, te puedes estancar fácilmente en el camino hacia el éxito.

 

De hecho, la mayoría de los líderes empresariales ya reconocen la importancia de estos atributos y buscan activamente candidatos que posean una buena mezcla tanto de habilidades duras como blandas durante el proceso de selección.

 

Así pues, en este artículo vamos a ver cuáles son exactamente estas habilidades, por qué son importantes en el trabajo y, cómo no, cómo puedes desarrollarlas.

 

Comencemos.

 

Índice

1. ¿Qué son las habilidades blandas?

2. Habilidades comunicativas

3. Trabajo en equipo y habilidades interpersonales

4. Habilidades de liderazgo

5. Resolución de problemas y adaptabilidad

6. Ética de trabajo y gestión del tiempo

7. Cómo mejorar tus habilidades blandas

          7.1. Lista de habilidades blandas esenciales para tu trabajo

          7.2. Identifica puntos débiles

          7.3. Pedir feedback

          7.4. Realiza un curso de formación

          7.5. No te conformes

8. Conclusión

9. Puntos clave

 

 

Habilidades blandas

 

1. ¿Qué son las habilidades blandas?

Las habilidades blandas son aquellos atributos personales que no pueden certificarse. Son habilidades que permiten a una persona construir buenas relaciones con compañeros y tener mayor éxito en su trabajo. Algunos de los ejemplos más mencionados de habilidades blandas contienen:

 

  •   Comunicación
  •   Inteligencia emocional
  •   Trabajo en equipo
  •   Adaptabilidad
  •   Resolución de problemas
  •   Liderazgo
  •   Ética de trabajo
  •   Gestión del tiempo

 

Estos atributos a menudo son difíciles de cuantificar. Al fin y al cabo, no puedes obtener un título en inteligencia emocional o un certificado de gestión del tiempo.

 

Esto es completamente lo opuesto a las habilidades duras, las que se refieren a las características técnicas necesarias para desempeñar un trabajo.

 

Imagina unos escultores que se han preparado toda su vida para esculpir magníficas estatuas utilizando un martillo y un cincel. Probablemente hayan completado su formación en una academia especializada, o incluso pueden haber estudiado el oficio en la universidad. Tal vez tengan las habilidades técnicas necesarias para convertir un bloque de mármol en obra maestra que firmaría el mismísimo Miguel Ángel, pero sin el acompañamiento de habilidades comunicativas que les permitan explicar su arte y obtener encargos, o las habilidades en gestión del tiempo para trabajar con plazos definidos, no parece muy probable que vivan sus vidas bañados en fama, oro y riquezas.

 

Así que en efecto, las habilidades blandas son igual de importantes, si no lo son más, que las habilidades duras, especialmente en la época moderna. Veamos de forma un poco más detallada algunas de las que están mejor consideradas por los reclutadores de personal.

 

2. Habilidades comunicativas

Una buena comunicación es probablemente la más buscada de estas habilidades. La comunicación efectiva es parte fundamental no sólo en casi cualquier trabajo, sino también en la vida en general.

 

Tanto si estás en una reunión de equipo, hablando cara a cara con clientes, compartiendo ideas a través del email, escribiendo un informe mensual, o incluso representando a tu compañía en redes sociales, unas buenas habilidades comunicativas, tanto escritas como verbales, son esenciales.

 

Las habilidades en la comunicación son también un aspecto clave en la mayoría de las habilidades blandas que veremos a continuación.

 

soft skills teamwork

 

3. Trabajo en equipo y habilidades interpersonales

Hay una frase muy recurrida en inglés que dice “There’s no ‘I’ in team”. Cierto, es un viejo cliché, pero va sobrado de razón. Especialmente en los entornos de trabajo modernos e integrados de la época actual.

 

La capacidad de trabajar bien en equipo y construir buenas relaciones laborales es otra habilidad blanda que es altamente valorada por los especialistas de reclutamiento. El buen funcionamiento de las oficinas modernas depende de que todos cumplan con su parte, y ahí difícilmente tienen cabida los lobos solitarios.

 

Obviamente esta habilidad blanda está estrechamente conectada con las habilidades comunicativas, por lo que cuanto mejor sea tu capacidad de comunicarte de forma eficiente, mejor será tu habilidad para trabajar en equipo.

 

4. Habilidades de liderazgo

Una vez más, se trata de una habilidad blanda muy relacionada con las anteriores, ya que todo equipo necesita un líder. Ser capaz de construir relaciones de confianza dentro de tu equipo hace que el proceso de la toma de decisiones, delegación de tareas y resolución de conflictos sea mucho más fácil. Esto se aplica de igual forma a la evaluación, formación y transmitir un feedback no tan sencillo de dar.

 

Pero incluso si tu rol en la empresa no conlleva liderar un equipo directamente, las habilidades relacionadas con el liderazgo son muy bien valoradas por directores y reclutadores. Querrán ver que tienes la capacidad de tomar decisiones cuando se funden los plomos y tomar el control cuando la situación lo requiera.


Además, mostrar que puedes liderar un equipo te pondrá al frente de la lista cuando se hable de ascensos y crecimiento laboral.

 

habilidades blandas liderazgo

 

5. Resolución de problemas y adaptabilidad

Si eres el tipo de persona que se viene abajo cuando las cosas no salen como estaban planeadas, entonces necesitas desarrollar estas habilidades blandas. Si te niegas a aceptar los cambios y sigues adelante a pesar de todo, en ese caso necesitas hacer una reflexión personal profunda.

 

Al ser capaz de mantener la cabeza fría cuando aparecen las curvas en el camino siempre será un rasgo de personalidad. ¡Ser capaz de prever problemas y tomar medidas para evitar estos obstáculos es todavía mejor!


Otras habilidades blandas que podríamos incluir en esta sección incluyen: estabilidad emocional, pensamiento crítico y buena organización.

 

6. Ética de trabajo y gestión del tiempo

Cada empleador quiere que sus trabajadores trabajen duro. Gente que no tenga reparos en mancharse las manos si así lo requiere la situación y haga su trabajo de la forma oportuna. Una ética de trabajo sólida es, y siempre ha sido, esencial para el éxito en cualquier compañía o negocio.

 

Pero esto es indiscutiblemente tan importante como la capacidad de gestionar bien tu tiempo. Un empleado que sistemáticamente no cumple con los plazos acaba costando tiempo y dinero a la compañía a largo plazo. Por otro lado, alguien que pueda organizarse y priorizar su carga de trabajo para acabar en los tiempos establecidos será siempre caballo ganador.

 

Oye, esto no significa que tengas que pasar horas extra no pagadas para cumplir con tus plazos. No es lo que quieren las empresas, ya que es generador de estrés, resentimiento y además agotamiento. Si no puedes cumplir con los plazos puede que haya otros problemas que no hayan sido detectados. Si no puedes acabar tu trabajo dentro de las horas contratadas es porque quizás tu carga laboral es demasiado alta y necesites negociar con tu superior. O tal vez simplemente no tienes las habilidades necesarias para realizar la tarea a tiempo, en ese caso necesitarás hablar con tu jefe para hablar sobre recibir formación extra.

 

Sea cual sea el caso, tener a menudo estas difíciles conversaciones involucra otras habilidades blandas como habilidades de negociación, comunicación e identificación de problemas.

 

Podríamos llenar este artículo con ejemplos de habilidades blandas, pero para no eternizar este artículo, dejaremos que seas tú quien hagas tu propia investigación y descubras cómo mejorar tus habilidades blandas.

 

7. Cómo mejorar tus habilidades blandas

No importa si eres un CEO de gran poder o un junior recién llegado a la oficina. Todo el mundo puede tomarse un pequeño tiempo de reflexión y mejora cuando hablamos de habilidades blandas. Nadie es perfecto y, como dijimos al inicio, incluso los más preparados entre nosotros se quedarán en tierra de nadie sin desarrollarse en este campo.

 

La mayoría de nosotros ya tenemos un conjunto de habilidades blandas de forma innata, nacemos con ellas. Por ejemplo, todos conocemos a alguien con “el don de la palabra”. Se trata de alguien que se puede comunicar de forma elocuente en cualquier situación, solucionar conflictos en apenas un par de frases o vender hielo a los esquimales. Para el resto de nosotros, la comunicación es una habilidad en la que tenemos que trabajar.

 

¿Y cómo podemos mejorar estas habilidades? Aquí van algunas ideas…

 

habilidades blandas ética trabajo

 

7.1. Lista de habilidades blandas esenciales para tu trabajo

Hay muchísimas habilidades blandas, y no necesariamente tienes que ser brillante en todas ellas para desempeñar bien tu trabajo. Las habilidades comunicativas, por ejemplo, pueden no ser tan importantes para un desarrollador de software como lo serían para un agente comercial. En cambio, un pensamiento crítico puede no ser tan esencial para un agente comercial como sí lo sería para un desarrollador de software.

 

Por ello, es buena idea identificar qué habilidades se necesitan en tu rol. Haz una lista de las que creas que son las habilidades blandas más importantes en tu puesto, y luego…

 

 

7.2. Identifica puntos débiles

Como siempre, el primer paso hacia el cambio es admitir que tienes un problema.

 

Como ya hemos mencionado, cada uno tiene sus propias habilidades preestablecidas. 

 

Quizás eres la persona más organizada en la oficina, tu escritorio está siempre limpio, tu bandeja de entrada está siempre vacía y cada parte de tu trabajo está terminada días antes del plazo estipulado. Pero te cuesta un mundo afrontar la comunicación cara a cara. Lo pasas fatal en las reuniones de equipo y cuando te llega el turno de hablar, te quedas en blanco y no puedes expresar tus opiniones. Bueno, en ese caso obviamente necesitarás trabajar en tus habilidades comunicativas.

 

¿Terminaste un informe realmente bien diseñado pero luego te pasas horas y horas revisando y haciendo pequeños retoques que no suponen diferencias significativas con la versión inicial en lugar de simplemente entregarlo? Bien, la procrastinación puede ser un síntoma de falta de asertividad. Y esta podría ser una habilidad en la que necesites trabajar.

 

¿Te cuesta mantener la cabeza fría cuando tu superior te da un feedback negativo? ¿Te pones de muy mal humor si tus compañeros no completan una tarea exactamente de la forma que esperabas? Entonces igual necesitas trabajar en tu gestión del estrés e inteligencia emocional.

 

Cualquiera que sea el escenario, necesitas hacer una introspección y, sobre todo, ser honesto contigo mismo. Ya sabemos que esto no suele ser fácil, pero por qué no…

 

7.3. Pedir feedback

A menudo tenemos puntos ciegos a la hora de evaluar nuestro propio rendimiento. Nos cuesta admitir que no somos perfectos y que tenemos áreas en las que podríamos mejorar.

 

Así que, ¿por qué no pedir feedback a una tercera persona?

 

Colegas y compañeros son una inestimable fuente de conocimiento. Después de todo, ¡son personas con las que pasas casi tanto tiempo como con tu familia! Haz una lista de habilidades blandas que creas esenciales para tu puesto y luego habla sobre ello con alguien de confianza en tu trabajo. Te sorprenderías de la cantidad de información que te pueden dar de tus hábitos laborales y en los que puedes mejorar.

 

También habla con tu jefe, tu superior o el área de recursos humanos. Es parte de su trabajo evaluar tu rendimiento, identificar áreas en las que puedes mejorar y darte pautas y formación para que cumplas tus objetivos en la compañía.


Si eres un gerente o un líder que se pregunta cómo puede guiar de forma efectiva a los empleados que se acercan a pedir este tipo de consejos, te recomendamos echar un vistazo a este artículo. Aquí encontrarás una gran cantidad de información sobre cómo dar feedback efectivo y cómo el análisis de tu lugar de trabajo con Codimg puede ayudar a mejorar el rendimiento de tu equipo ofreciendo un feedback 100% objetivo.

 

 

Ni falta hace recordar que si estás recibiendo feedback es importante mantener las emociones fuera de la ecuación. Cada parte tiene que mantenerse calmada y aceptar los comentarios que está recibiendo. Por esto la objetividad es tan importante en este tipo de situaciones.

 

7.4. Realiza un curso de formación

Vale, ya has creado tu lista, has identificado los campos en los que necesitas mejorar y has hablado con tus compañeros y superiores sobre ello. ¿Y ahora qué?

 

Bueno, como hemos dicho varias veces durante este artículo, no encontrarás un grado universitario dedicado a aprender habilidades blandas. Son muy difíciles de cuantificar en este aspecto. Pero hay multitud de cursos dedicados a mejorar estos rasgos, tanto gratuitos como de pago.

 

Investiga un poco, lee algunos artículos, busca vídeos en YouTube sobre el tema. Te sorprenderás de lo mucho que puedes aprender de estos recursos gratuitos.


Por otra parte, si quieres algo más formal busca cursos online, encontrarás muchos disponibles. Habla también con tu superior sobre la posibilidad de que la empresa te ayude a acceder a algún curso oficial de formación. Si te beneficia a ti, de alguna forma también la compañía se verá beneficiada y es probable que esta formación corra de su parte.

 

habilidades blandas comunicacion

 

7.5. No te conformes

Nuestro último consejo para que puedas mejorar tus habilidades blandas es que te alejes de tu zona de confort tanto cuanto sea posible. Es la mejor forma de aprender y mejorar tus rasgos personales.

 

¿Odias hablar en público? Preséntate como voluntario para dar alguna conferencia en vivo. Puedes empezar por cosas pequeñas, tal vez en una reunión de equipo, y así ir trabajando para retos mayores. De esta forma, te forzarás a enfrentarte con una situación que te es totalmente incómoda. Aunque te puedan traicionar los nervios al principio, verás cómo rápidamente tus habilidades de oratoria y comunicación oral irán mejorando.

 

¿Necesitas mejorar tus habilidades de organización? Cómprate una agenda y oblígate a dedicar 5 minutos a revisar futuras reuniones y plazos de entrega de tus trabajos cada mañana. Tómate también un par de minutos al final del día para anotar tareas para el día siguiente.

 

¿Tienes problemas con tus dotes de liderazgo? Una vez más, habla con tu jefe y convéncele de encargarte a ti uno de los próximos proyectos de la compañía. Controla tu propio progreso y sé autocrítico en tus interacciones con el equipo. El camino se hace andando.

 

Todas estas sugerencias pueden parecer obvias, pero es extremadamente común estancarse en algún punto y empezar a creer que hasta ahí llegó tu margen de mejora. Tal vez nunca tengas “el don del habla”, pero lo cierto es que puedes mejorar tanto tus habilidades blandas de comunicación como cualquier otra que necesites.

 

8. Conclusión

Bien, esperamos haberte convencido de la importancia de las habilidades blandas en el trabajo moderno.

 

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier aspecto que hayas leído en este artículo, no dudes en escribirnos, tanto a través de la web como mediante nuestros canales en redes sociales.


Si eres un jefe de equipo, responsable de recursos humanos o formador y te gustaría saber más sobre cómo el análisis objetivo con Codimg puede ayudarte a mejorar las habilidades blandas de tus alumnos, por favor ponte en contacto con nosotros. Te podemos ofrecer una charla informal sobre las necesidades en la formación de tu equipo, así como una prueba gratuita de nuestro software.

 

9. Puntos clave

En los entornos de trabajo modernos las habilidades blandas son tan importantes como las duras, a veces incluso más.

Algunas de las habilidades blandas más requeridas están relacionadas con la comunicación, trabajo en equipo, liderazgo, resolución de problemas, adaptabilidad, ética de trabajo y gestión del tiempo.

Las habilidades blandas no se pueden cuantificar, pero se pueden enseñar, aprender y mejorar.

Haz una lista de las habilidades blandas que son esenciales para el desempeño de tu trabajo.

Decide cuáles quieres mejorar y haz un curso de formación u oblígate a afrontar situaciones en las que necesitas mejorarlas.

 

Tags:

También puede que te interese...

Comportamiento humano: su estudio a través de la observación

Por Miguel Díaz 19-01-2023

El ser humano ha tratado de comprender el comportamiento de su especie a lo largo de toda su histori...

El informe en el simulacro de incendio

Por Miguel Díaz 19-01-2023

Un simulacro de incendio supone a menudo un complejo ejercicio de coordinación humana y log&i...

¿Cómo preparar una entrevista de trabajo con éxito?

Por Miguel Díaz 11-11-2022

Para los departamentos de recursos humanos, los responsables de contratación y los jefes de e...

X
×

¿Te gusta este artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibe nuestros mejores artículos y consejos de Nacsport sobre videoanálisis.

¡Muchas gracias por suscribirte a nuestro newsletter!

Una vez al mes, te enviaremos nuestros mejores artículos, consejos y entrevistas directamente a tu bandeja de correo electrónico.

Descarga la versión de prueba

Formulario de descarga

* Campos requeridos

Nombre *

E-mail *

Teléfono (Opcional)

País *

¿Cómo podemos ayudarte? *

¡Gracias por tu interés en Codimg!

Hemos recibido tu mensaje. Nos pondremos en contacto contigo en breve.