Fichas de observación de clase 2.0

Education 17 min lectura

30 Jun 2021 17 min lectura

Autor

Miguel Díaz Media Team

30

Jun, 2021

IconFB

Las fichas de observación son una de las herramientas más reconocidas para evaluar rendimiento en el ámbito educativo. Su objetivo es constatar en un documento, nromalente por escrito, lo que sucede en el aula. Sin embargo, y a pesar de su innegable aportación como mecanismo de evaluación, presenta ciertas limitaciones, especialmente a la hora de recoger datos.

El análisis de vídeo se presenta como una evolución ideal para la creación y puesta en práctica de estas fichas de observación: permite aportar texto y vídeo a la recogida de datos, facilita su revisión tantas veces como sea necesario y aporta la objetividad de la que a veces adolece la observación humana, por no hablar de la eficiencia en el tiempo para completar cada una de esas tareas.


Este blog se titula "Fichas de observación de clase 2.0" por ese motivo: lleva la técnica tradicional a un nuevo nivel. Con ayuda de la tecnología, se borran de un plumazo todas las dificultades y obstáculos inherentes a la recopilación de información a través de métodos como la escritura y el papel. Usando el vídeo como mecanismo, un software permite extraer la información realmente pertinente para ejecutar un trabajo de observación de una forma simple, veloz y especialmente objetiva. 

Dicho de otro modo, elimina todas las posibles suspicacias del método de observación -muchas veces tildado de subjetivo- para proporcionar al observador y observado un marco de seguridad basado en pruebas tan irrefutables como son las imágenes de vídeo. 


Iniciaremos este artículo con un pequeño espacio introductorio sobre la propia técnica de la observación con fichas de clase. A continuación, hablaremos de los tipos de fichas que existen y de sus limitaciones para terminar explicando por qué las fichas de observación digitales son el 'upgrade' perfecto para los que llevan a cabo esta dinámica. 

 

Índice

1. ¿Qué son las fichas de observación de clase?

2. Fichas de observación estructuradas y no estructuradas

          2.1. Estructuradas

          2.2. No estructuradas

3. Limitaciones de las fichas de observación

          3.1. Un observador único para una única clase

          3.2. La fragilidad de la memoria

4. El vídeo, alternativa ideal para reducir esa subjetividad

5. Una ficha de observación 'virtual'

          5.1. Crear una plantilla de botones por cada ficha

          5.2. Observa, registra, analiza y presenta resultados

6. Puntos clave

 

¿Qué son las fichas de observación de clase?

 

Comencemos por el principio. ¿Qué son exactamente estas fichas de observación? Aunque también son habituales en el ámbito científico, nos centraremos en su uso en el ámbito educativo. 

 

Aunque ya hemos desvelado parte del ‘pastel’ en la introducción a este artículo, las fichas de observación de clase son una serie de documentos -completados por un observador, por lo general, un docente- que permiten registrar por escrito todo lo que ha sucedido en un aula para usarlo como información valiosa en el momento de la evaluación.

 

Fichas de observación de clase

 

Esta información permite un posterior análisis sobre la base de información meridianamente precisa, documentada, en lugar de acudir a la siempre subjetiva aportación de la memoria (que, en este caso, es un mecanismo absolutamente individual de cada docente).

 

Fichas de observación estructuradas y no estructuradas

 

¿Cuántos tipos de fichas de observación podemos encontrar? ¿Existe un consenso sobre su contenido y formato? Lo cierto es que no. En la red, simplemente buscando “fichas de observación de clase”, podéis encontrar infinidad de propuestas. Las fichas son tan variadas como objetivos de la observación y de los criterios de evaluación existan. 

 

Sin embargo, a partir de la literatura que hemos consultado para escribir este artículo, sí parece que existen dos grandes grupos de fichas: las fichas de observación estructuradas (o sistémicas) y las no estructuradas (o accidentales).

 

Fichas de observación estructuradas

 

Las fichas de observación estructuradas o sistémicas, como su propio nombre indica, parten de una estructura o sistema predeterminado. El observador tiene claro qué criterios desea buscar y solamente registra aquello que ha planificado previamente. 

 

Básicamente, el docente rellena un formulario de conceptos o parámetros. Normalmente, este tipo de fichas se presenta como una tabla, con criterios y valoraciones, que el observador rellena de forma sistemática (como su nombre indica, una vez más). 

 

Como resultado, se obtiene un documento mucho más medible y menos subjetivo ya que, aunque sigue intermediando el factor humano, este responde a un diseño previamente consensuado. 

 

Fichas de observación no estructuradas

 

Las fichas de observación no estructuradas o accidentales, en cambio, ponen en manos del observador toda la responsabilidad, con lo bueno y malo que eso comporta. Es decir, es el docente el que decide qué recoger y qué, no.

 

La gran ventaja de este tipo de fichas de observación sobre la opción anterior estriba en que permite registrar aspectos relevantes para tomar decisiones que no hubieran sido planificados previamente. Además, permite dar amplitud y contexto al dato. 

 

Por el contrario, es un método muchísimo más subjetivo (y, hasta cierto punto, discutible) que el anterior, pues es el observador el que decide qué se incluye y que se deja fuera y la evaluación está basada en opiniones, cultura o juicios de valor del docente. 

 

Observación de estudiantes a través de vídeo



Las limitaciones de la fichas de observación 

 

Con todo, tanto uno como otro modelo de fichas, siguen presentando limitaciones más allá de su aproximación a la tan deseada objetividad. 

 

Un observador único para una única clase

 

En primer lugar, por el propio sistema de recogida de datos: el evento sucede una única vez y es registrado por un único observador que aporta, incluso a la observación estructurada, cierto prisma personal. Nadie podrá rebatir o corroborar si la recogida fue correcta. 

 

De hecho, ciertos estudios apuntan que, para el éxito de la empresa, un segundo observador debería participar con su propia recogida de datos y, en una fase posterior, cruzarlos con los del primero. Pero, seamos sinceros, esto casi nunca sucede por una evidente falta de recursos. 

 

La fragilidad de la memoria

 

Además de esto, el mecanismo de recogida de datos se presenta como otro inconveniente natural para su efectividad: pasa un tiempo -mayor o menor- desde el evento hasta la consignación de los datos en la ficha. Incluso siendo este proceso inmediato, es normal que se pierdan datos por el camino.

 

De hecho, avancemos un paso más allá. Vamos a imaginar que la consignación de datos es automática: parece imposible prestar atención a todos los eventos que suceden en el aula y escribir al mismo tiempo. Por muy ‘multitarea’ que el observador sea. 

 

Video en el aula para observación



El vídeo, alternativa ideal para reducir esa subjetividad

 

Las dos anteriormente mencionadas son solo dos de las limitaciones más evidentes que se pueden presentar en el proceso de observar y registrar datos. Un dato ‘contaminado’ puede derivar en una evaluación incompleta, injusta o, cuanto menos, discutible. 

 

Por eso, el vídeo se presenta como la herramienta idónea para reducir parte de esa subjetividad. 

 

Porque las imágenes no solo son irrefutables sino que quedan almacenadas. Se consigue un doble objetivo: permitir al observador que sus decisiones queden avaladas con imágenes pero también, si tiene dudas, poder revisar el contenido tantas veces como sea necesario. 

 

Sin embargo, y pese a todo lo evidenciado anteriormente, el uso del vídeo no elimina por completo el carácter subjetivo inherente al factor humano presente en el proceso. Incluso existiendo evidencia audiovisual y una ficha de observación estructurada, la recogida de datos siguen dependiendo de un observador, con todo lo que eso comporta.

 

Además de esto, hay que reconocer que la presencia del vídeo -por inusual- puede condicionar el comportamiento de los protagonistas observados. Es algo habitual: al notar una presencia extraña, la persona que es observada se comporta de una forma diferente porque sabe que todo lo que haga o diga quedará registrado. 

 

Sin embargo, incluso con estos potenciales inconvenientes, hay que reconocer que el uso del vídeo supera con creces cualquier anotación por escrito en una ficha de observación. 

 

Una ficha de observación ‘virtual’ 

 

Prácticamente cada día vemos cómo las herramientas de nuestro presente se ven reemplazadas por soluciones más veloces, efectivas y cómodas. 

 

Es la época de la transformación digital. Los ejemplos son incontables: la escritura manual dio paso a los procesadores de texto. Los libros en papel conviven con su versión electrónica. Los archivadores se transformaron en bases de datos digitales… Progreso, le llaman.

 

Entonces, ¿existe alguna manera de evolucionar fichas de observación de clase y mejorar su prestación? Por supuesto que sí. De hecho, ese es el planteamiento que te hacemos desde Codimg y el motivo de este artículo.

 

Crear una plantilla de botones por cada ficha

 

¿Y si te dijéramos que puedes convertir cada una de las fichas a formato electrónico y, en lugar de rellenar a mano tan solo tuvieras que usar un ratón? En Codimg, las llamamos plantillas (de botones) y son el mecanismo básico de nuestro programa para la codificación y recogida de datos.

 

Fichas de observación en clase: ejemplo

 

PLANTILLA OBSERVACIÓN EN CLASE - DESCARGA 100% GRATIS (CLIC AQUÍ)

 

 

Como ves en la plantilla/ficha de arriba, consiste en sustituir cada criterio incluido en la ficha por un botón. En las fichas de observación estructuradas, por ejemplo, los cabeceros de las columnas y filas se sustituyen por estos botones. 

 

Vamos con otro ejemplo de observación. En este caso, encabezado por los docentes y asignaturas (estos botones son 100% personalizables) y, a continuación, se muestran los alumnos. Por último, en la mitad inferior, se propone una serie de elementos de evaluación, tanto criterios como niveles de calificación. 

 

 

Rúbricas de evaluación en clase
PLANTILLA RÚBRICAS DE OBSERVACIÓN EN EL AULA - DESCARGA 100% GRATIS (CLIC AQUÍ)

 

Observa, registra, analiza y presenta resultados



¿Cómo funciona? Durante la observación de la clase, sea en directo o a posteriori en la tranquilidad del despacho viendo el video que hayas grabado, haces clic en los botones que has creado. De esta manera, se registra el momento preciso en el que suceden y asocias esa marca a imágenes.

 

Podrás hacer tantos clics como quieras. De esta manera, el evento queda totalmente documentado. Al terminar, podrás acceder a esos momentos con tan solo un par de clics. Pero no solo trata de visualización de acciones: también podrás añadir notas de texto, incluir información de contexto o incluso agregar criterios nuevos que pasaran desapercibidos en la visualización. 

 

 

 

De todos esos momentos, puedes crear varias listas de reproducción con las acciones que formarán parte de tu evaluación. Por ejemplo, una por alumno. Podrás guardarla como prueba objetiva de tu criterio o incluso podrás compartirlo con el sujeto observado, para demostrarle el por qué de tus decisiones. 

 

¿Parece sencillo, no? Lo es. Y es mucho más fácil ponerlo en marcha. 

 

Y lo mejor de todo es que puedes crear tantas plantillas -tantas fichas- como necesites: puedes observar el rendimiento de profesores y de alumnos, en la misma ficha o en fichas distintas, puedes tener una plantilla para cada asignatura u objetivo de observación, e incluso para cada clase o nivel…

 

Todo en el mismo programa, con una cámara y una grabación. No necesitas mucho más. 

 

¿Quieres saber más? Te lo mostramos.

 

Esto que hemos visto es tan solo la punta del iceberg. Codimg tiene aún muchas más funcionalidades de las que te hemos ofrecido en este artículo y estamos deseando mostrártelas.

 

Si quieres probar el programa, ponerte en contacto con nosotros para saber más sobre nuestros productos o que te asistamos con la creación de esta fichas de observación de clase digitales, escríbenos. ¡Nos encantaría conocer tu proyecto! 

 

Puntos clave

✔ Las fichas de observación son una herramienta de gran utilidad para la evaluación del docente.

✔ Aunque existen diferentes tipos de fichas de observación, todavía existen algunas limitaciones.

✔ El vídeo se presenta como complemento ideal para el trabajo con fichas de observación.

✔ Con Codimg se pueden crear fichas de observación virtuales que ayudarán no sólo a reducir la subjetividad, sino además a dejar documentados con imágenes los datos obtenidos.

 

Tags:

También puede que te interese...

Codimg, tecnología al servicio de proyectos de investigación

Por Miguel Díaz 19-09-2023

En los últimos años, Codimg se ha convertido en una de las tecnologías preferid...

¿Para qué sirve la observación?

Por Miguel Díaz 19-09-2023

La observación es una herramienta fundamental para recopilar información de manera obj...

Los blogs de Codimg más leídos en 2022

Por Miguel Díaz 04-01-2023

En Codimg tuvimos un año 2022 para recordar. Desde que estrenamos la renovada web ha sido, co...

X
up
×

¿Te gusta este artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibe nuestros mejores artículos y consejos de Codimg sobre videoanálisis.

¡Muchas gracias por suscribirte a nuestro newsletter!

Una vez al mes, te enviaremos nuestros mejores artículos, consejos y entrevistas directamente a tu bandeja de correo electrónico.

x
Descarga la versión de prueba

Formulario de descarga

* Campos requeridos

Nombre *

E-mail *

Teléfono (Opcional)

País *

¿Cómo podemos ayudarte? *

x
Envío

¡Gracias por tu interés en Codimg!

Hemos recibido tu mensaje. Nos pondremos en contacto contigo en breve.